25.5.13

TANTO CREO EN TI



¡Hola de nuevo! 
Ha llegado otro texto generado con la consigna del grupo de facebook de Adictos a la escritura. La idea, esta vez, ha sido desarrollar un relato a partir de una canción. Terminé haciendo dos relatos (hace una semana tenía uno y medio XD, pero logré concretar el otro), pero, a pesar de la indecisión, este es el elegido... 
¡Gracias por leer!





TANTO CREO EN TI

Aike deslizó la pregunta con sigilo, hasta alcanzar los oídos de Mario:
―¿Cómo podrías probar que me amas? ― Al recibir el mensaje, él no pudo hacer menos que reír; sin embargo, al percatarse de que el rostro de ella lucía taciturno, espetó con las cejas enarcadas:
―¿Es en serio? Porque no puedo hacerlo: tú decides lo que quieres creer acerca de lo nuestro. Me parece que siempre he sido sincero al respecto, ¿o no? He cumplido con mi parte.
―Entiendo ―reconoció Aike―, pero he vivido a la deriva toda mi vida y, ahora, necesito de una certeza que me indique que vamos por el camino adecuado.
―Es que eso es algo que debes sentir, más que saber… Pero a ver, dime, ¿qué te parece esto? ―expuso Mario con una sonrisa entre los labios―: Me desnudaría en este preciso momento y te dejaría administrarme el somnífero más potente, y, sólo entonces, me acomodaría en la cama y dormiría para ti. Todo el tiempo que fuera necesario.
―¿Y eso para qué? ― Ahora ella fue la que se echó a reír. Y no fue una risa burlona, sino más bien curiosa.
―Puedo decir que hagas conmigo lo que quieras: el amor también es un juego de poder; tú me pides ceder en este momento, cederte algo, no sé qué… pero sólo de la forma en que he mencionado, te daría mi vulnerabilidad, y eso es lo último que me queda por darte. No hay razones, no hay caminos correctos, sólo sentimientos, y un intento por demostrarlos.
―¡Oye! Todo eso me suena bien, pero… ―Aike quiso insistir―, si todo queda en un sentido hipotético, ¡¿qué riesgo hay en ello?!
―Tanto creo en ti, que estoy dispuesto a arriesgar mi integridad, incluso en el plano de lo incierto ―respondió Mario, sin reservas y mirándola fijamente―. Porque a nadie, más que a ti, le regalaría la idea de tenerme desnudo, sedado y “a la deriva mental”, tal como la que supongo que ahora te embarga y por la que has decidido ponerme a prueba. ¿Es eso suficiente? ― Sorprendido tras la intensidad de su respuesta, Mario se sonrojó y trató de esconder el rostro en un fuerte abrazo.
―Tú explicación ha sido la prueba, y la has superado con creces ―respondió Aike separándose complacida de Mario―. Ya sabes, por eso de tenerme paciencia. Soy un poco lenta, siempre lo he sido. Lo sé y lo siento.
Entonces, sin aguardar a su respuesta, Aike se abalanzó sobre él, y le acarició con los labios el lóbulo de la oreja más próxima, acarició también su cabello, e invitándole a recostarse, se enredó con su cuerpo… fundiendo sus respiraciones, haciéndolas entrecortadas; provocando que, entre las sábanas, se perdiera la noción de dónde comenzaba y terminaba cada uno de los entes allí expandidos.
Ciertamente Aike nunca llegó a comprender por qué la duda la había asaltado de aquella manera (a pesar de tenerse ambos, a pesar de todos los suspiros, gemidos y sollozos compartidos), pero sólo hasta que la pregunta salió por su boca, la duda desapareció de su mente.

8 comentarios:

Raquel Campos dijo...

Hola, me ha gustado mucho la historia. Una gran prueba de amor y bien llevada a buen termino!!

No conocía la canción!!!!

Saludos!!

KASS FINOL dijo...

Muy bella esa canción y el relato muy bonito. Se siente una conversación muy sincera. Todo sutilmente descrito. Me gustó mucho.

Dora Ku dijo...

Athena: Conseguir la CONFIANZA en una relación, es un tema bastante peliagudo, ya que lo que persiste, casi siempre, es la DESCONFIANZA.
Si una pareja es madura y logra sentir la seguridad de su amor, ya tiene ganado casi el 90 por ciento del éxito.
Muy bien logrado el diálogo y muy buena la canción.
Gracias por compartir: Doña Ku

-Bess- dijo...

Buen diálogo ^^ y buen relato. No conocía ni la canción ni el cantante ^^

Catapzia dijo...

"Tu decides lo que quieres creer"
Que frase más cierta, y que linda canción.
La confianza es algo tan frágil y delicado como hermoso, y una vez que se la entregas a alguien es difícil que esta persona llegue a imaginar el increíble tesoro que ha recibido.
Me gustó mucho tu relato, aunque confieso que tuve que leerlo dos veces, porque la primera me quedé escuchando la canción.
Cariños
Catapzia

Erzengel dijo...

Ay, Athena, cómo sabes encontrar la vuelta a asuntos tan agudos como este.
¿Quién no ha temido en su relación por el camino de la misma?
Si supieras las veces en que, sometida por quién sabe qué Dios de la nostalgia, le pregunté al que hoy es mi marido si me amaba o si siempre iba a estar conmigo...
él solo sonríe y me abraza, me vuelve a susurrar que me ama y que es prueba suficiente el tiempo que llevamos juntos y los proyectos que pensamos a futuro.
En fin, genial relato y muy bien logrado a partir de la canción.
Tal y como esperaba de ti :D

Besotes!

Anuca dijo...

Qué bonita historia y qué bonita respuesta la de Mario! Los miedos de Aika son tan frecuentes...
Me han gustado mucho los diálogos y la canción se ajusta muuuuuuy bien. enhorabuena.
Un besito

Déborah F. Muñoz dijo...

No conocía tampoco la canción ^^. La confianza es difícil de conseguir, aunque con esa respuesta... cualquiera borraría los miedos de un plumazo.